El Circo de mi destino
Volver

 

El Circo de mi destino


 

El Circo de mi destino

me dio penas y alegrías,

y así le tomé cariño

no obstante el mal que me hacía.

 

Con empeño y complacido

intentaba superarme,

y aunque hube de lastimarme

lograba surgir lucido.

 

Pero el correr de los años

fue quitándome destreza,

y comenzaron problemas

que hicieron de mi su presa.

 

El trapecio me aterraba,

las clavas no sostenía,

y en casi todas las pruebas

algo mal siempre salía.

 

Al fin de cuentas la vida

te va quitando los dones,

llevándose el entusiasmo,

las ganas, las ambiciones.

 

Y aunque quise darle vueltas

tratando que esto no pase,

continué siempre luchando

por no abandonar el viaje.

 

Y algún día, no se cuando,

en una prueba sencilla,

debilitadas mis manos

verán mi fuerza vencida.

 

Y mi corazón de artista

no podrá ya continuar,

pues su ritmo empobrecido

me dirá...llegó el final.


 


Autor: Jorge Horacio Richino - Buenos Aires, 1 de agosto de 2007 - (Todos los derechos reservados)

 

Volver

Este poema se encuentra publicado en una o más de las siguientes páginas:

http://citylove.blogcindario.com 

 http://todosirve.blogcindario.com 

 http://elangel.blogcindario.com 

 http://citylove.blogdiario.com